Logo

SECADO DE LA MADERA

Gracias a los avances tecnológicos podemos utilizar casi cualquier madera que se encuentre perfectamente seca lo cual es muy importante para poder obtener un trabajo de buena calidad.

Existen varios métodos de secado como secado natural y secado artificial. El secado natural se realiza dejando la madera a la intemperie perfectamente apilada en filas con separadores que permitan el aireado tal como se lustra en la figura; de esta forma se elimina el agua y resinas.

SECADO ARTIFICIAL: El secado artificial se realiza en hornos especiales; estos hornos consisten en habitaciones especialmente diseñadas con calefactores y forzadores de aire con lo cual se acelera considerablemente el secado. El problema por decirlo de alguna manera es que este sistema no elimina por completo la resina de la madera; algo no muy aceptado por los fabricantes de muebles.

Cuando no se elimina completamente la resina, la madera es inestable y no es apta para trabajos de primera calidad. Si no cuenta con un horno de secado, siga algunas sugerencias que le se describen a continuación. Primero: Coloque la madera en forma horizontal colocando separadores entre filas para permitir el aireado

Cada diez a doce días rocié con agua por un periodo de uno a dos meses. Irónicamente, este procedimiento acelera la eliminación de humedad por descomposición de la resina que contiene la madera en un 40 por ciento más rápido que dejando que se seque sola.

Transcurrido este tiempo, puede dejar la madera sin mojarla por un periodo de dos meses según la humedad y temperatura ambiental. Si el lugar donde reside es una zona cálida y seca, el tiempo de secado podrá ser menor a una zona templada y húmeda.

Cuando la madera está completamente seca, al utilizar una lija las partículas de aserrín se suspenden en el aire con mucha facilidad

Ayudamos a jovenes emprendedores
Enviar una consulta a: info@mimuebleria.com.ar

Enviar un comentario

Mariano
Muy buenos los temas, muy buen emprendimiento!!! Sigan adelante!

Enviar un comentario